De notas va el tema




-¿La has visto tío?
-¿Si he visto el qué?
-¿Qué va ser? ¡La nota que le han puesto al Super Smash Bros. Brawl!
-¡OMFG! ¿Ya ha salido la nota?
-¡Sí! ¡Y le han puesto un mísero 9,5! ¡LOL!
-¡WTF! ¿Pero si en Famitsu le pusieron un 40/40?
-¡¡Y todo el mundo sabe que es la revista más importante del mundo!! ¿Flameamos?
-Como perras en celo, let’s flame!

Aceptémoslo, a nadie le gusta que le toquen sus cosas. Jode mucho que te desordenen la estantería, usen tu ordenador o soben a tu novia, pero sobre todo, jode muchísimo que le pongan una nota injusta a un juego que te gusta. Y es que si “Metal Gear Solid 4” se merece un 10 ¿quién cojones se cree que es ese mamón para ponerle un 9,8? ¿Un redactor de EDGE? Lo dudo.


Tras este gracioso planteamiento pasaré a exponer el tema de forma un poco más seria, al fin y al cabo estamos hablando de algo bastante serio aquí. Y es que las notas que las páginas de videojuegos ponen en portada venden (o dejan de vender) muchísimas copias en todo el mundo. Si Haze (por citar un ejemplo cercano) hubiese recibido una ristra de sobresalientes (como bastante gente esperaba) en lugar de una serie de notas muy mediocres, seguro que habría vendido bastante más. La gente tenía muchas ganas de probar lo nuevo de los desarrolladores de Timesplitters… hasta que Meristation les dijo que era un juego de “cinco pelao”, entonces muchos pensaron que no merecía la pena, fin de la historia. Y con esto no he querido decir que Haze sea bueno o malo, no voy por ahí, ni siquiera he probado el juego, tan sólo es un ejemplo. El ejemplo de cómo un juego esperado con ansias por muchos, se convierte en un juego mediocre sin siquiera probarlo.


Ahora bien, teniendo en cuenta la repercusión de estas notas, parece lógico pensar que las compañías paguen hasta cierto punto a determinadas páginas por inflar sus puntuaciones. Si esto es así, y sabemos que es así, ¿Por qué nos seguimos fiando de esas grandes páginas que dan “notas objetivas”? ¿Acaso importa mucho lo que digan si sabemos que les han pagado por ello? ¿O es que ya nadie se acuerda de Jeff, el redactor de Gamespot despedido por no poner la nota que le dijeron? (Sí, el que le cascó un seis a “Kane & Lynch”, ese mismo) Yo me acuerdo perfectamente, y me pregunto ¿Cuántos trabajos se habrán conservado a costa de inflar un poco alguna que otra nota?

Algunos de vosotros diréis que no siempre el dinero influye en una nota, que hay juegos que se merecen determinada puntuación sí o sí. Discrepo. Las notas de los juegos son valoraciones totalmente subjetivas. IGN no dice: “Final Fantasy XII tiene un 9,5”, de hecho no podría aunque quisiera, ya que IGN es una web, no una persona. Sabed pues que esa puntuación tan alta la pone un tal Patrick Kolan, un simpático redactor al que le ha debido de gustar mucho un juego, que por otra parte, a mi me parece mediocre. ¿Así que por qué darle tanta importancia? ¿Acaso vosotros conocéis a ese tío de algo? Yo no, así que: prrrrrrrrrt.

Llegamos al gran dilema de esta espinosa cuestión, ¿por qué carajo, si las puntuaciones están influenciadas por las compañías y son valoraciones de una persona (con suerte dos), nos importan tanto? Es una pregunta para lo que personalmente no tengo respuesta, quizás alguien la tenga. Yo sólo sé que a mi, la opinión que más me importa no es la de gamerankings, es la mía. Y sí, ya sé que este artículo es bastante poco profundo y relativamente corto. Pero no he querido profundizar mucho en algo que posiblemente lean cuatro gatos. No obstante, aunque no me haya explayado todo lo que debiese, creo que mi idea ha quedado bastante clara. Ahora me piro a jugar al Bioshock.

Anexo
Famitsu le dio un 40/40 a Nintendogs, si esos hombrecillos amarillos jugaron más de 10 horas al mencionado juego es que son unos tamagotchiers. Si no lo hicieron son bastante poco profesionales. He hablado.

7 comentarios:

Scope131 dijo...

Ahora solo quedan 3 gatos por comentar (yo soy uno de los 4... XD).

Interesante artículo con el que coincido. Eso sí, yo (normalmente) leo 3 o 4 análisis de un juego antes de comprarlo (y las notas me influencian a la hora de hacerlo o no), pero después es posible que no coincida con ellas (lei 3 análisis de Kane & Lynch que le ponian entre 5 y 6, y para mi es bastante mejor que eso, almenos se merece un 7,5).

Jarkendia dijo...

Yo llevo un tiempo que ya no le presto atención a las notas. Vamos, me fijo, pero aunque le calzen un suspenso a un juego que a mi me tenía buena pinta, no me va a quitar las ganas de probarlo, porque se han dado muchos casos de juegos "mediocres" que a mi me han encantado.

Y luego están los que pasan desapercibidos, con notas notables, pero que para mi son unas obras maestras.

Como suelen decir, para gustos los colores, y lo mejor es probarlo para dar nuestro propio veredicto.

slyjss dijo...

Ha llegado un momento en que la gente no lee el análisis, sino que únicamente se mira la nota, sin saber con qué criterio la ha puesto el redactor. Yo llegó un momento en que pasé de esto y decidí no poner ninguna nota. Sin embargo, alguien que se lea el análisis puede saber perfectamente si el juego le va a gustar o no, porque el objetivo de un análisis debe ser exponer todos los puntos de forma que el lector pueda formarse su propia opinión, sin necesidad de un numerito (subjetivo) al final.

He dicho.

Kirkis dijo...

Tras dos años en MeriStation he visto de todo, notas parriba, notas pabajo.

Pero hay una cosa que me gustaría aclarar y que mucha gente no cree, en la web no se pone una nota u otra según la compañía que sea o que le digan: pon esa nota o no te regalamos cosas!! para nada, ya que mucha gente habla por hablar.

eso sí, a mi me han subido la nota de un par de juego y bajao de algun otro más xD, pero lo que me han bajado o subido ha sido un 0.5 o como mucho un punto.

Aquí en el Pixel nosotros hemos decidido poner nota a los juegos que analicemos por la simple razón de que a nosotros nadie nos envia nada, y aunque lo hicieran, siempre diremos lo que nos plazca. Es una escala que no es necesaria del todo, lo sé, pero es una forma para organizarnos mejor.

Lo que tiene que comprender el lector de artículos, análisis y demases, es que el tema de la nota debería ser el que menos le importara a la hora de leer un análisis. Más importante es el texto de una persona que está opinando sobre un juego al que ha jugado.

El lector tiene que llenarse de lo que esta leyendo y el lector tiene que probar el juego si es que quiere realmente sacar una conclusión final. Hay 1000 juegos con notas pauperrimas en todas las webs que yo los amo. Azure Dreams de PSX es un claro ejemplo de juego apaleado por todos lados, y que yo he viciado como un condenado. Y eso solo por citar uno.

Si un juego te pinta bien a primera vista, pruebalo, disfrutalo (si es posible) y entonces ponle tu "nota". Da igual que coincida o no con la nota de IGN, Meristation, GamePoyas o FHM. Lo que importa es si has disfrutado jugando a los videojuegos, si te ha gustado la experiencia, lo demás... sobra.

Kirkis dijo...

Vaya tochazo xDD, no me leais xD

Modo 7 dijo...

De acuerdo con Kirkis en todo

No creo que ninguna compañía diga que nota hay que poner, pero en este mundillo creo que se dan dos fenómenos:

1. El primer medio importante que pone la nota es la referencia, la mayoría le sigue. El chaval pensará "si IGN pone un 9, ¿quien soy yo para poner otra cosa?". Esto se da por seguidismo, para no desentonar, y por falta de dedicación al juego para analizarlo.

2. Una compañía, X, llena la web de publicidad... A ver que nota le pones que se te viene el chiringuito abajo como la retiren.

Y lo de las notas es muy triste, que más dará un 10 o un 9'5, ambos tendrían que ser de un juego excepcional. Pero se ha llegado al punto de que si no tiene 10, es que tiene fallos, por no decir que menos de un 9 es una mierda directamente. Y el texto del análisis es mucho más claro que un simple número, solo que seguramente da pereza leerlo.

En mi blog no pongo notas, pongo tochos (que alguien lo lea es otra historia jeje), en las webs en las que colaboro ya si pongo el numerito de marras

*PL* dijo...

Final Fantasy XII es un juegaco. Os espero, antisonyers.

Fin del comentario.

Publicar un comentario