Retro Amor: Jagged Alliance 2: Unfinished Business



Jagged Alliance 2 es uno de esos juegos a los que siempre quise jugar y nunca tuve oportunidad. Así que cuando vi que era uno de los títulos de lanzamiento de la beta de GOG no lo dudé ni un minuto y lo compré. Hoy, con el juego acabado y bien acabado, voy a hablaros un poquito a cerca de un título bastante peculiar, que mezcla a la perfección los géneros de estrategia, acción y rol con una ambientación y un escenario diferentes.


Recalco eso último de la ambientación y el escenario, porque lo normal en este tipo de juegos de estrategia rolera por turnos, es encarnar a un joven caballero que vive en un mundo de fantasía amenazado por un malo malvadísimo. En Jagged Alliance, evidentemente, no es el caso... de hecho es totalmente al contrario de lo que estamos acostumbrados. Nuestro héroe no es el guapo joven encandila princesas arriba mencionado, no; nuestros héroes son mercenarios viejos, feos, curtidos y peseteros. Y es que nuestra primera misión, antes de pisar si quiera el campo de batalla, es seleccionar a los mercenarios que por sus características o personalidad más nos convenzan. Evidentemente los habrá más caros y los habrá más baratos. Los hay que llevan tatuado “carne de cañón” en la frente y los hay que podrían matar un regimiento a machetazos. Al final, la decisión sobre a quien contratar es nuestra y de ella dependerá en parte el éxito o fracaso de la misión, así que más vale tener cuidado con los fichajes.

Una vez terminadas las contrataciones llegamos a la parte más importante y extensa del juego: las escaramuzas. A lo largo del juego tendremos una serie (más bien un montón) de encuentros con soldados enemigos, que por norma general nos superarán en número y estarán mejor posicionados. Por el contrario, nosotros tendremos el factor sorpresa y el “quicksave”, que demuestra una vez más ser el mejor amigo del jugón. Así pues, estos enfrentamientos con tropas enemigas se desarrollarán en bosques, pueblos, bases militares y recintos cerrados de diverso tipo; teniendo que adaptar nuestra estrategia al tipo de escenario en que nos encontremos. Y es que amigos, en Jagged Alliance hay que planificar mucho nuestros movimientos, un paso en falso (literalmente) puede suponer la muerte de un miembro del grupo, y un miembro del grupo menos puede suponer la perdida de la misión. Así que olvidaos de la táctica del “topalante” porque aquí no sirve. Con lo que llevo dicho, a lo mejor estáis pensando que el juego es difícil, pues no, el juego es demencialmente difícil. En serio, el nivel de dificultad normal (que es el que yo me pasé) es una de esas locuras que cuando terminas y miras atrás dices con los huevos bien gordos: “yo lo hice”. Así que nenazas, estáis advertidas, si no sois bien jarcors, os follarán.

Para terminar este retro amor, que he hecho con párrafos más largos de lo habitual en mí, haré un breve sumario con las cosas buenas y malas de Jagged Alliance 2: Unfinished Business. Primero las cosas buenas:
-Sistema de juego divertido, con una mezcla de estrategia y rol perfecta.
-Ambientación poco habitual que se agradece.
-Mucha variedad de personajes, armas y objetos.
Segundo las cosas malas:
-Sistema de juego difícil de aprender (léete el manual o muere)
-Dificultad extrema

Y no, como ya sabéis, no voy a hablar de los gráficos. Tan sólo diré que me recuerdan a los de clásicos como Fallout o Arcanum y eso me gusta. Mucho.

2 comentarios:

Corven Crow dijo...

Ehmm ¿La ambientación cual es? ¿Segunda guerra mundial?

Realmente, los graficos si que me recuerdan al primer Fallout.

Andresito dijo...

Vaya... no lo he puesto. xD

Bueno, es una ambientación moderna. Años 90 diría yo.

Publicar un comentario en la entrada