La Caza del Chacal



Análisis vía Zync

Según reza su definición; el chacal es un animal de hábitos nocturnos, un mamífero que espera entre la maleza a que su presa salga de su escondite para poder clavar sus fieros colmillos en él. Aunque nos perdamos la mejor parte de la descripción, en la que hablamos del banquete sangriento, no hemos venido a hablar de animaluchos. Esta mortífera descripción os introduce en el ambiente que podemos vivir en el "mini-juego" (que de mini tiene poco) "La Caza del Chacal", una maniobra muy inteligente y apetitosa por parte de Ubisoft para acercarnos más a su juego estrella de la temporada: Far Cry 2.

Si quieres ser todo un cazador, sigue leyendo esta pequeña reseña.

La hora de la caza
El arte del cazador consiste en conseguir tu presa antes de que ella misma se de cuenta de que esta siendo cazada. Al menos es lo que intentamos conseguir. En este juego, tendremos que hacer lo mismo. Intentar cazar sin que nuestra presa se de cuenta de que será cazada... pero si esto fuera así, estaríamos ante el típico juego infantil "Poli Ladron", cosa que no ocurre. Además de nuestro objetivo, hay otros factores que tienen lugar en nuestra particular caza.

No estamos solos en este mundo y tenemos que tener mucho cuidado, ya que tal como nosotros estamos cazando a alguien... alguien nos caza a nosotros. Así que debemos evitar ser cazados y, a la vez, buscar la forma de acabar con nuestra presa. Para que esta tarea sea más sencilla, otros personajes harán su aparición estelar en la obra: otro jugador que está siguiendo a nuestro cazador, y la pobre presa de nuestro objetivo. Ah, se me olvidaba un pequeño detalle; veremos a todos estos personajes menos a nuestro temible cazador, así que ya estáis teniendo cuidado con vuestros pasos.
Para poder dar caza, nos moveremos por un interface en flash dónde podemos desplazarnos a los puntos del mapa que nos permita nuestro rango de movimiento. Tenemos dos turnos al día para nuestras acciones que se dividen en dos: movernos y atacar. Cada una de ellas con un rango de acción distinto que depende en cierta medida de los objetos que poseamos. ¿Y cómo conseguimos un objeto? Pues teniendo la suerte de andar cerca de él o despojándolo del cadáver de nuestra presa... si es que podemos darle caza. Objetos como un buggy, para poder tener mayor rango de movimiento, o las gafas de visión nocturna, para descubrir al hijo de fruta de nuestro cazador, son muy útiles en esta aventura. Aunque la dificultad para conseguirlos es ecuánime a su valor en el juego.

¡A la rica golosina!
A parte de la satisfacción de acabar con nuestro enemigo, también optaremos a otro tipo de recompensas... digamos... más materiales. La verdad es que los chicos de Ubi se lo han currado con el tema de los premios, ya que podremos conseguirlos de distintas formas, unas más al azar y otras debido a nuestra pericia, pero lo importante es que todos y cada uno de los obsequios son muy apetitosos.

Premios que se obtienen al pasar cerca de alguna casilla que los contenga, al igual que los items, como teclados y ratones ópticos Logitech; otros que se sortean semanalmente entre todos los usuarios activos en el momento del sorteo como PS3, Xbox360 o el teléfono de moda, Blackberry; y para el final... el premio gordo. Aquellos despiadados asesinos que hayan podido asestar más muertes a su paso se alzarán con uno de los dos ordenadores que Ubisoft regala, uno de sobremesa de aspecto brudical, y otro portátil que tampoco está nada mal.
Como veis, premios variados para todo tipo de jugadores.

DOUZE POINTS, Ubisoft
Es muy fácil liarse a hacer concursos para promocionar juegos, es más, incluso es más fácil regalarnos cosas a los redactores de análisis y demáses para que nosotros los pongamos por las nubes. Pero hay que aplaudir la política de la compañía gala, ya que ha armado un señor juego online que ha atraído a multitud de personas. Sinceramente, yo no creo que consiga muchos premios, es más, seguramente me vaya con las manos vaciás, ya que no soy demasiado bueno en los juegos tipo cazador-cazado. Pero seguiré jugando al juego de marras. ¿Por qué? Pues porque es jodidamente divertido. Únicamente echo en falta el que los turnos no sean más numerosos al día, pero también es razonable que sea así para que todo tipo de jugadores puedan participar en él.

Así que ya sabéis amigos lectores, probad el juego, ya que además de pasar un rato divertido, podéis llevaros regalos jugosos. Pasaros por su web, y que empiece la cacería.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada