Retro Amor: Heroes of Might & Magic IV



¿Curioso, eh? ¿Por qué un artículo sobre Heroes of Might & Magic IV? ¿Por qué no sobre el II o el III? ¿Por qué no sobre el V? Todas esas preguntas tienen una fácil respuesta: la cuarta entrega de la saga HoMM es posiblemente la más despreciada de las cinco. El primer Heroes fue una auténtica revolución. El segundo era prácticamente idéntico, pero con gráficos ligeramente mejorados. El tercero evolucionó un poco más, pero todavía mantenía la esencia intacta. Pero el cuarto... ¡ay el cuarto! En el cuarto los héroes eran unidades independientes durante el combate y las criaturas podían moverse en el mapa por sí solas. De hecho, los héroes se convertían en la mejor unidad del juego y un simple esqueleto podía andar recogiendo madera para tu ejército. Los aficionados más conservadores estaban consternados...


Pero dejémonos de mariconadas. Los dos factores arriba mencionados te podían no gustar, pero eran iguales para todos. Es decir, el héroe enemigo podía ser una maquina de muerte y destrucción capaz de matar a tus dragones negros de dos hachazos. Pero tú habías tenido exactamente el mismo número de turnos para convertir a tu héroe en lo que quisieras. Así que si te masacraban, es que estabas haciendo algo mal, punto. En las campañas sin embargo, esto que he dicho no sirve de nada, pero es que yo NUNCA he jugado sólo más de dos pantallas a ningún HoMM. Para mi esta saga es y será siempre la más adictiva para jugar con uno o dos amigos en la misma habitación. Así que por favor, tened en cuenta que todo lo que estoy diciendo hace referencia exclusivamente al multijugador (preferiblemente en ese mítico modo de juego llamado “hot seat”).

Y ya está porque acaba de comenzar el partido del Madrid y me voy a verlo. Y sé que si dejo el archivo guardado en la carpeta de textos inacabados se va a quedar ahí para siempre… así que os lo cuelgo con una conclusión resumida:
-Los gráficos molan mucho incluso hoy
-La banda sonora es de escándalo
-La jugabilidad es más adictiva que el crack.
-La rejugabilidad es infinita (especialmente con la cantidad de mapas descargables que hay)
-No sé ni para que voy a ver el partido… si al final el Madrid perderá.
-Kirkis seguro que me odia por esto.

2 comentarios:

Husky dijo...

Jaja, vaya análisis... me sorprende que elijas el IV, porque yo me quedo con el III sin duda :) Hace unos meses por 6 eurillos me compré con no sé qué periódico la recopilación de los 4 primeros juegos de la serie, imprescindibles... aunque ojalá algún día continuaran la saga principal, Might & magic.

Andresito dijo...

Para mí el III es el mejor. Es el que está más nivelado y tiene todo el estilo clásico de los dos primeros que me encanta. Pero el IV como he dicho es... no sé... es que es al que más he jugado con mis amigos.

Publicar un comentario en la entrada