Análisis: Avencast



Te encontró en la rivera del río, en una cesta, envuelto en una manta (como al Príncipe de Egipto). Te crió como a su propio hijo y te enseñó todo lo que sabía, él era mago. Cuando apenas eras un adolescente se dio cuenta de que ya no aprenderías nada más bajo su tutela y te mandó a estudiar a la escuela de magia más prestigiosa de la región: Avencast. Allí, entre muros de mármol, estanterías repletas de libros y bastones de madera de pino, comenzó la aventura que te convertiría en leyenda.

Si quieres leer el primer análisis de Avencast en castellano, no lo dudes, da el salto y pincha en leer más para conocer la opinión de tu redactor favorito.

Bien, este es mi primer análisis para El Píxel Ilustre, así que os comentaré que como tipo organizado que soy, dividiré mi tocho informativo-analítico en cinco partes, gráficos, sonido, jugabilidad, historia y conclusiones. Ni que decir tiene que el primer apartado me la suele traer al fresco y es el tercer apartado el que conquista mi corazón. Así que no, no esperéis análisis de “graphic whore” por estos lares.

Gráficos:
Para qué vamos a engañarnos, los gráficos de Avencast son bastante reguleros. El conjunto de personajes, escenarios y efectos visuales da un resultado sólido y hasta cierto punto “bonito”, pero la verdad es que los gráficos podrían ser mejores. Dicho esto, ¿sabéis qué?, me la repanpinfla, si quiero ver cosas bonitas moviéndose en una pantalla me voy a mi televisión de 87 pulgadas y media con tecnología HDVHDHD a ver los documentales de la 2. Mi teoría es que los juegos están para disfrutarlos, no para deleitarse con ellos (aunque en algunas ocasiones la propuesta sea al revés).


Sonido:
La banda sonora es aceptable. En ningún momento te hará saltar de la silla diciendo: “¡Este tema me lo guardo para las partidas de rol!”, pero tampoco te hará irte al menú opciones y bajarle el volumen a cero. Los efectos de sonido cumplen su cometido, podrían haber estado mejor, pero oye… los demonios gruñen, el fuego chisporrotea y el protagonista se queja; todo está en su sitio.
Punto y aparte se merecen el doblaje. Y es que a mí nunca me ha importado que un juego esté o no doblado al castellano, de hecho suelo preferir las voces en inglés, pero cuando una compañía hace el esfuerzo y termina un trabajo como el de Avencast, sólo puedo quitarme el sombrero y aplaudir. Mención especial para la voz del narrador, que te mete en la historia desde el principio.

Jugabilidad:
Llegamos a uno de los puntos más importantes para mí. Este apartado es el que decide si un juego es una preciosa tortura o una feucha maravilla. Aquí es donde se descubre si una vez acabado, volverás a dar caña al juego o no. La jugabilidad es la que marca la barrera entre el aprobado y el suspenso, y Avencast pasa con nota.

En primer lugar, la cámara, elemento importantísimo en la mayoría de juegos, cumple su cometido a la perfección, no se pone en ángulos imposibles ni oculta monstruos a nuestra vista, así que poco más puedo extenderme con ella. Donde sí que voy a enrollarme un poco es en el combate, porque amigo, el combate aquí sí que mola. Y es que al contrario que en la mayoría de juegos del género, donde un simple click vale para matar a un esqueleto o un diablillo, en Avencast tendremos que ser bastante diestros y hacer uso de movimientos de esquiva, bastonazos, volteretas laterales o combinaciones de teclas para lanzar hechizos. Claro que también tenemos 8 teclas de conjuro rápido a nuestra disposición… pero eso es para las nenitas, los tiarrones siempre los hacemos a pelo.

Pero no sólo es combate dinámico y divertido lo que ofrece Avencast, no señor. También ofrece una buena cantidad de puzzles cabroncetes que en ocasiones te harán decir “¡Aaaaaaaamigo!” y otras veces “¡Malditos programadores! Con todo, por regla general disfrutarás resolviendo puzzles y matando enemigos, así que ¿qué más se puede pedir en este apartado?


Historia
La historia en este tipo de juegos suele estar en segundo plano. Matar es más importante que leer. Y en ocasiones cuanto menos se lee mejor. Total, Diablo nunca fue traducido al castellano, en España casi nadie sabe inglés y aún así fue un completo éxito ¿por qué? Porque la gente estaba entretenida matando esqueletos, no leyendo las tonterías de Deckard Cain. Dicho lo dicho, la historia en Avencast es bastante típica. Encarnas al típico aprendiz de mago, que llega a la típica escuela de magia, donde tiene que hacer las típicas misiones hasta que aparecen los típicos demonios. Todo muy típico, pero correcto. Y en juegos de este estilo, tener una historia correcta, ya está bien.

Conclusión
El juego está muy bien. Desde luego no llega a la altura de los más grandes del género, pero oye, tampoco creo que los austriacos de ClockStone pretendiesen desbancar a Diablo en su primer proyecto. No obstante, lo que sí han conseguido con este título es demostrar de lo que son capaces, y a mi, por lo menos, me han convencido. Mención aparte para la relación calidad/precio, excelente. Con todo lo ya dicho, en mi opinión no se puede llevar menos de un:


Ficha
Desarrolladora: ClockStone

Distribuidora: FX Interactive

Plataforma: PC

Género: Action RPG

Idioma: Español textos y voces

PEGI: 12+

Precio: 9,95 €



PD: El juego es tan desconocido que ni siquiera hay guías en gamefaqs...

6 comentarios:

Kirkis dijo...

Que quieres que te diga, pero por 10 leuros merece bastante la pena. Que son 10 euros de mierda!!
Además, así vas abriendo boca para el diablo que vendrá prontito...

Anónimo dijo...

COMO HAGO LA MISION DE LOS ARBOLES QUE HAGO CON EL FERTILIZANTE

Anónimo dijo...

hola mirad estoy despues de las cuevas de cristal y tengo que hacer la mision del observatorio i no se como se hace he mirado todas las alas libres de la academia i ja no se que acer no enquentro la manera de dale energia

Anónimo dijo...

Angel
pues la verdad yo no se mucho de juegos pero a mi me parece que Avencast es lo mejor de lo mejor; y mas por el estilo de pelea que tiene y por los enemigos mas poderosos.

Anónimo dijo...

es un juego muy digno

Anónimo dijo...

no se como activar el observatorio, solo pude encontrar una estrella roja con el telescopio, que activa un rayo que consume mana

Publicar un comentario