Descubriendo... (V)



Troika Games sólo pudo hacer tres juegos desde que nació en 1998 hasta que cerró por problemas financieros en febrero del 2005. Como algunos de vosotros sabréis, estos tres juegos fueron: “Arcanum: of Steamworks and Magick Obscura”, “The Temple of Elemental Evil” y “Vampire the Masquerade: Bloodlines”; tres auténticas joyas del catálogo de RPGs para PC. Descubrid de qué joya os voy a hablar hoy tras el salto.


Antes de leer una sola línea más, tened en cuenta que este texto está escrito por un jugador reincidente de Dungeons & Dragons y un amante empedernido de los RPGs a la antigua usanza. Ahora que sabéis dicho dato, supongo que mis palabras cobrarán más fuerza cuando diga que “El Templo del Mal Elemental” es posiblemente una de las mejores experiencias roleras que se pueden tener en un ordenador... si eres capaz de sobrevivir a sus innumerables bugs, claro está. Y es que el juego de Troika lo tenía todo para ser uno de los más grandes: una historia clásica y con gancho, un sistema de reglas muy solvente, una jugabilidad sorprendentemente buena, un sistema de combate fascinante… pero también hacía gala de aquello que un gran juego nunca puede tener: bugs, infinidad de bugs muy jodidos. Desde puertas que se atraviesan por arte de magia, hasta partidas que se corrompen con mirarlas, todo puede pasar en “El Templo del Mal Elemental”. Evidentemente salieron algunos parches, pero los problemas sólo se solucionaron a medias, e incuso con un excelente mod que soluciona la mayoría de bugs, la partida se sigue corrompiendo en ocasiones...

Al final, la solución a todos estos problemas derivados de los bugs no es otra que tener paciencia y varias partidas salvadas. Al fin y al cabo, yo, que acabo de pasármelo, sólo he sufrido dos corrupciones en todo el juego. Sé que suena raro eso de decir que “sólo” se me ha jodido la partida dos veces en el transcurso de un juego, pero oye, al final merece la pena.

A estas alturas debéis de estar acojonados con tanto fallo y tanta corrupción, así que hablemos ahora de las cosas buenas que ofrece El Templo del Mal Elemental. Para que las veáis mejor y os convenza más, las pondré a modo de titulares. Así además yo termino antes y puedo estudiar más, que la época de exámenes no perdona a nadie:
-La historia no es brillante, pero aún así es una campaña épica y memorable donde las haya: puro Dungeons & Dragons clásico.
-Dungeons & Dragons 3.5 no es perfecto, pero es un sistema bastante divertido y su versión videojueguil conserva toda la esencia original.
-El menú radial con el que se gestionan todas las acciones del juego es brillante. Posiblemente uno de los mejores sistemas que he probado nunca.
-Las batallas son absolutamente épicas. Si bien son bastante difíciles por lo general, el factor estratégico es un aliciente que las hace emocionantes, siempre.


Antes de despedirme apresuradamente a estudiar Teorías de la Comunicación, debo recomendaros encarecidamente los otros dos títulos que menciono al principio de este texto. Y es que TODO lo que ha hecho Troika Games ha sido bueno. En serio, dadle una oportunidad a cualquiera de los tres, si os gustan los RPGs, me lo agradeceréis.

5 comentarios:

Kirkis dijo...

Las reglas de D20 powah, nunca me convencieron en absoluto. Me parecieron un claro paso atrás en los juegos de rol pero bueeeno.

Sobre el juego, primero tendré que pasarme el Baldur Gate, que lo tengo pendiente (llegué hasta la puerta de Baldur pero no pude continuarlo), y luego quiero probar el aclamado Planescape. Aunque es cierto que este juego no pinta mal

¿duración?

Andresito dijo...

No sabría decir cuanto dura con exactitud, pero yo diría que me ha llevado unas... 10 o 15 horas más o menos.

Andresito dijo...

Bien pensado creo que son entre 15 y 20 horas... y por cierto, tiene MUCHA rejugabilidad.

Kirkis dijo...

Es que parece corto ded cojones

Corven Crow dijo...

Sin entrar en el tema del D20, que opino que es una lacra para los juegos de rol, sobre todo por su posición de monopolio. Aunque no se si me llenará lo que me llenó el Baldur's Gate o el Oblivion, el juego tiene una pinta genial, así que será una de mis próximas adquisiciones. Ya contaré que tal la experiencia :).

Publicar un comentario en la entrada